¿Por qué no he cobrado el paro?

¿no has cobrado el paro? 🤔 ¿te han pagado de menos? 😡 ¿A qué hora ingresan el paro? 🕘 Son dudas frecuentes que nos hacemos a menudo. Te contestamos a todas tus dudas en este artículo. ✅

No he cobrado el paro

El paro es un recurso útil en España si te encuentras en situación de demandante de empleo. Para lo cual debes inscribirte en el Servicio de Empleo Autonómico según tu comunidad, de forma que notifiques a las autoridades que actualmente no tienes trabajo. Una vez hecho, percibirás una cuantía de acuerdo a tu condición como parte de una ayuda económica de la que dispondrás cada mes. Regularme este ingreso se percibe de esta manera, aunque hay ocasiones en que puede no cobrarse mensualmente.

Estar al tanto de las citas para sellar el paro es imprescindible, es necesario conocer otros datos más que la fecha de cobro. Muchas veces ocurre que el pago no es exactamente el que se espera: puede llegar a ser menor a lo acordado. En estos casos pueden influir varios aspectos como el día en el que se realiza el pago, sanciones por incumplimiento o descuentos por pagos indebidos. Lo importante es que conozcas en que categoría te encuentras para saber cómo puedes responder y solventar el inconveniente para recibir tu paro.

¿Por qué este mes no he cobrado el paro?

Que la transferencia caiga en Sábado, domingo, festivo o sea a otro banco difernte del emisor

Una de las razones más simples para no percibir el subsidio puede ser que el pago se realice un sábado. En ese sentido, la operación se haría efectiva el lunes más próximo y no ese mismo día ya que no es día hábil. Otra causa puede corresponder a que la Seguridad Social te ha reconocido por incapacidad absoluta para trabajar. Por lo que comenzarás a recibir prestaciones de ese organismo y no del empleo, pues tener ambas es incompatible legalmente.

El paro da la orden para que se realice el ingreso los días 10 de cada mes. Es posible sufrir retrasos si este ingreso se hace los sábado o domingos, festivos o la transferencia es a un banco distinto. Es situación puede demorarse hasta 2 días y es una de las posible causas por las cuales no has cobrado el paro.

Retenciones o la no renovación del Paro

También puede tratarse de la posesión de una clave de impago la cual no se ha reactivado. Esto sucede cuando el Servicio Público de Empleo Estadal (SEPE) suspende las prestaciones al beneficiario por algún motivo y este no ha solicitado su renovación. Asimismo, la compensación por cobro indebido es común. Esta se refiere a un descuento del paro que realiza el SEPE cuando localiza que ha habido un pago mayor que no correspondía.

Si un mes cobras de más, al mes siguiente el SEPE puede pagarte menos para regularizar esa descompesación. Igualmente pasa al reves, si un mes has cobrado menos, al siguiente deberán pagarte esos atrasos.

Consecuentemente, la institución retendrá esta cuantía hasta que cubra el importe pendiente. Se notificará al domicilio del desempleado que no puede ser cobrada la prestación. A menos que se realice una petición de fraccionamiento del pago con los datos del afectado y la información del cobro indebido, previo a lo cual se debe gestionar una cita en la sede electrónica del SEPE e imprimir una solicitud de aplazamiento. En la que igualmente deben declararse los ingresos percibidos actualmente y cómo se quiere fraccionar el pago en número de meses.

Sanciones o no sellar el Paro

Las sanciones también constituyen elementos por los que se puede dejar de recibir el subsidio, ya sea por un tiempo o de forma permanente. Esto puede deberse a la no asistencia a sellar el paro en la fecha indicada en la tarjeta de demanda de empleo. Es relevante destacar que de no poderse renovar presencialmente, se puede realizar el trámite en las sedes electrónicas de las oficinas de empleo. Igualmente, puede ser resultado de una modificación en el estatus de desempleado que no fue debidamente informada y declarada a los organismos competentes.

Infracciones del SEPE

Al respecto, la ley vigente estipula que el incumplir con el compromiso acordado puede acarrear faltas de gravedad. Esto como consecuencia de ingresar a la prestación y no sellar el paro a tiempo para mantener su vigencia. Las sanciones serán notificadas y enviadas al domicilio del beneficiario infractor. El SEPE o el Servicio de Empleo Autonómico las contempla como:

  • Leve, en la que se pierde un mes de cobro la primera vez que no se renueva. La segunda ocasión significará tres meses de suspensión, la tercera vez será por seis meses. Finalmente, una cuarta incidencia supone la pérdida total del pago del paro.
  • Grave, en la que no se puede cobrar por tres meses y si se reincide se pierde definitivamente el subsidio percibido.
  • Muy grave, en la que se extingue en su totalidad la prestación al beneficiario desempleado.

Estas penalidades pueden ser revertidas siempre y cuando se acuda a las oficinas lo más pronto posible para presentar una justificación a la no asistencia. Estos documentos deben ser consignados en los 15 días hábiles siguientes. Dependiendo del caso, se conforman de certificados de baja médica, de deber público o de proceso formativo según la causa que presente el desempleado. Posteriormente, las autoridades correspondientes notificarán la resolución de la penalidad.

¿Al trabajar se deja de cobrar el Paro?

El empezar a trabajar implica, igualmente, el dejar de percibir este ingreso. Según la ley española esta situación es incompatible con la condición de población activa y empleada. No obstante, si el trabajo es por cuenta ajena a tiempo parcial o el autónomo es menor a 30 años, el subsidio solo se verá disminuido. Ello porque esos estados sí son compatibles con el pago y este se reducirá proporcionalmente tomando en cuenta la duración de la jornada laboral. Excepto si el monto ganado supera la cifra máxima para ser subsidiado por desempleo, la que corresponde a 75% SMI.

La más compleja de las repercusiones la conforma el agotamiento de la prestación, lo que significa que ha concluido el lapso de cotización acordado. Este también puede ser renovado en las oficinas estadales, en las sedes electrónicas de los servicios de empleo o cambiando a subsidios como el Plan Prepara.

¿Cuantos meses puedo Cobrar el Paro?

El tiempo se establece de acuerdo a si se pidió el subsidio por desempleo o por prestación contributiva, lo que es igual a paro. La primera comprende una duración de seis meses prorrogables en consonancia con el tipo de ayuda recibida, la cual tendrá montos específicos. La segunda depende de los días cotizados por el trabajador. Así:

  • Desde 360 a 539 días cotizados equivalen a 120 días de prestación.
  • Desde 540 hasta 719 días cotizados corresponden a 180 días de prestación.
  • De 720 hasta 899 días en cotización se dispondrán de 240 días de prestación.
  • Desde 900 a 1979 días en cotización corresponden 300 días en prestaciones.
  • De 1080 a 1259 días cotizados equivalen a 360 días en prestaciones.
  • Desde 1260 hasta 1439 días en cotización suponen 420 días de prestación.
  • De 1440 hasta 1619 días cotizados corresponden 480 días en prestaciones.
  • De 1620 a 1799 días en cotización se dispondrán de 540 días de prestación.
  • De 1800 hasta 1979 días cotizados suponen 600 días de prestación.
  • Desde 1980 a hasta 2159 días cotizados equivalen a 660 días en prestaciones.
  • A partir de 2160 días en cotización en adelante se percibirán 720 días en prestaciones.

Respecto al subsidio del Plan Prepara, este se conforma como una ayuda económica estadal por desempleo en la que los interesados pueden registrarse sencillamente. Entre sus cualidades se halla el que no se cobra por días fijos establecidos como el primero y el último de cada mes. Por lo que el abono se realiza regularmente. Sin embargo, el primero de ellos al percibirse por primera vez puede tardar hasta dos meses para hacerse efectivo. Adicionalmente, ofrece el ejecutarse en mensualidades de dos en dos si el desempleado lo pide en ese tipo de fraccionamiento.

Me han pagado menos paro ¿Por qué?

Referente a una menor recepción del subsidio, las últimas y las primeras fechas de cada mes son esenciales, pues definen cuánto será el monto a cobrar. La primera vez que se cobra el paro, la cifra puede ser inferior a la esperada ya que opera cada quince o último de mes. Es decir, se cotiza según el día en el que fue solicitada la prestación y la cantidad de días que transcurren hasta llegar a los plazos.

La diferencia que se registre se paga el último mes en el que el desempleado cobre y siga percibiendo la suspensión. En caso contrario, por tratarse de la finalización del paro se pueden abonar las cantidades pendientes del primer mes o de los días faltantes.

Asimismo, como ya se mencionó, si estás compatibilizando la prestación con trabajo a tiempo parcial, la cifra de pensión se reducirá proporcional a la jornada. También disminuirá la prestación por desempleo si existe una compensación de deudas pendientes por la recepción de cuantías indebidas por parte de los servicios de empleo. Según corresponda, el SEPE o el Servicio de Empleo Autonómico retendrá el pago para que se regularice los pagos de deudas con la entidades acordados.

Otro caso de reducción es debido a que los organismos competentes dictaminen una orden de embargo judicial. Bien sea por la pensión de alimentos de los hijos o una pensión compensatoria a favor de otra persona que no es el beneficiario.

Una situación fija del paro es que al séptimo mes de recibir la pensión la cuantía se reducirá de 70% a 50%. Ante esto, no se pueden emprender acciones, pues se establece así en la ley. No obstante, si la situación del desempleado cambió a incapacidad permanente o comienza a percibir la Seguridad Social, puede igualmente recibir un subsidio. Adicionalmente, la ley en España abarca otras ayudas como la familiar o la Renta Activa de Inserción (RAI).

Si te ha gustado, Entonces te puede interesar:

¿Por qué no he cobrado el paro?
Valora este artículo
error: Content is protected !!